miércoles

Calle






Canto de niños, voces de arrieros, saludos entre vecinas, conversaciones. El grito de una llamada, el ladrido de un perro, el arreo a un borrico. Un toque de turuta seguido de un pregón, campanas a lo lejos...
El testero y la umbría. El reguero, el albañal, el ventanuco con su hoja de madera, la cortina que vuela ante una puerta abierta...
Un borrico cargado que vuelve del campo, un carro de varas, un gañán. Viejos sentados en un poyo, mujeres cosiendo, campesinos camino de la taberna... La simplicidad  habita mi calle.


No hay comentarios: