martes

Agua







Dice agua, y se ve, muchacho, bebiendo del chorro del caño y del manantial donde se sacian tanto él como sus ovejas. Dice agua, y evoca la alberca de la huerta y la vega del río. Dice agua, y siente el frío de los carámbanos que cuelgan de las boquillas de las tejas, y se fara en los regueros helados de las calles.
Dice agua, y observa el pozo del patio de vecinos, el barreñón de la colada familiar, el pilón donde bebe el borrico.
Dice agua, y descubre la amenaza a su subsistencia: el pedrisco de una tormenta mala.
Dice agua... y dibuja los lugares de su niñez.

No hay comentarios: